Actualidad de la telefonía móvil (desarrollo, malware-antivirus y publicidad).

Ya casi no nos acordamos de los viejos móviles, aquellos que usábamos para llamar o mandar un sms de vez en cuando. Los smartphones han llegado para quedarse. Es cierto que no todo el mundo tiene uno, pero poco a poco llegarán a ser el único terminal móvil. Lo cierto es que quien los prueba no vuelve a usar un móvil de los antiguos.

Son un avance en cuento a que han ido mejorando en cuanto a software y hardware a una velocidad de vértigo. Si comparamos el mejor móvil de 2009 (Iphone 3G o BlackBerry Blod 900) con los dos mejores terminales de hoy en día (Iphone 4S o Samsung Galaxy S2) la diferencia es abismal. Además de dicha rápida evolución paralelamente ha surgido una nueva costumbre ligada a ella: la gente cambia cada vez más rápido de terminal puesto que cada 6 meses o un año el suyo queda obsoleto.
Es como una cadena viciosa que hace que quieras lo último de lo último porque lo tiene alguien que conoces. Es muy difícil estar a la última o por lo menos estar satisfecho con el móvil o smartphone que tienes porque al ser bombardeado con información sobre los nuevos terminales tus expectativas crecen demasiado rápido.

Todo este paquete de soluciones comunicativas que nos ofrecen estos sofisticados aparados electrónicos puede que sufran un estancamiento si no se pone freno al incremento del malware en algunos sistemas operativos para móviles.
Los usuarios deben darse cuenta que los smartphones cada vez se parecen más a los ordenadores (pc) y esto hace que sea más fácil introducir virus u otros programas informáticos para realizar operaciones fraudulentas.

Algunas marcas se han preocupado que crear sistemas bastante cerrados (como Apple) para que sea casi imposible que los hackers aprovechen los dispositivos de otros para enriquecerse. Recientemente algunos de los principales especialistas y firmas de seguridad se reunieron en Barcelona para tratar este controvertido tema; la conclusión a la que llegaron es que Android: el sistema operativo de Google para móviles, es un auténtico coladero de seguridad. Este sistema operativo se encuentra en los terminales de conocidas marcas como HTC o Samsung. El problema es que cada marca se preocupa por lo suyo y no se ponen de acuerdo a la hora de introducir seguridad en los terminales. Google actualiza el sistema operativo buscando la forma de introducir mejoras y fluidez en el comportamiento del software; Samsung o HTC trabajan para mejorar, reducir el tamaño y el peso así como reducir el coste del hardware. Si no se preocupan ante este problema de seguridad seguramente comiencen a perder cuota de mercado rápidamente.

Aquí es donde entran en juego las grandes compañías de seguridad que ya se han pronunciado sobre el tema. Cesar Garlati, directivo de Trend Micro, señala que las amenazas en el móvil afectarán muy pronto a las empresas. Un incentivo más para los cibercriminales. “Si la información confidencia en móviles y tabletas queda comprometida, las compañías podrían perder millones. Y ya está ocurriendo”, apunta. Se avecina una jugosa oportunidad para las empresas que desarrollan software de seguridad. Primero nos convencieron para que instalásemos costosos programas de seguridad en nuestros pc´s, ahora solo tienen que dejar que nos ataquen el móvil para que paguemos una aplicación anti virus para nuestro smartphone.

Y…¿qué tiene que ver con todo esto la publicidad? Pues que ésta no tardará en bombardear a los usuarios en cuento las compañías de telecomunicaciones lleguen a acuerdos firmes con los anunciantes. El problema radica en que los softwares de seguridad podrían incorporar sistemas de firewall como los de los ordenadores que bloqueen los anuncios. Los usuarios deben darse cuenta de que los medios que tienen publicidad nos dan una contrapartida: vemos la televisión gratis porque los anunciantes pagan por “impactarnos con su publicidad”, escuchamos la radio gratis por el mismo motivo, etc…pero ¿cuál va a ser la contrapartida para la telefonía móvil?
Podemos vislumbrar un futuro en que el pagases menos por tu tarifa móvil porque recibes publicidad. En el Reino Unido ya existen tarifas de este tipo: un ejemplo es la Tarifa Monkey, especialmente dirigida a gente joven. En España todavía no se han lanzado tarifas de este tipo pero si existen aplicaciones específicas en las que se ofrecen promociones especiales o incluso recibes dinero por ver anuncios: Qustodian es un ejemplo.

Adrián Miranda

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s