Autocontrol, la asociación que cuida de la publicidad

“La Publicidad nos importa a muchos. Por eso en Autocontrol anunciantes, agencias y medios trabajamos por una buena publicidad: una publicidad veraz, legal, honesta y leal”. Así es cómo se presenta la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, el sistema de autorregulación publicitario creado en España en 1995 cuyo fin es velar por el respeto de la ética publicitaria y los derechos de los destinatarios.

Como en esta revista hablamos de publicidad, y en esta sección más concretamente sobre anunciantes y audiencias, es primordial hacer mención de este organismo que defiende por un lado a consumidores y asociaciones de consumidores que se vean afectados por algún tipo de publicidad que atente contra ellos; y por otro, a las empresas que se sientan del mismo modo afectadas por la actividad de otras organizaciones.

Es una asociación sin ánimo de lucro cuyos socios no dejan de aumentar – a finales de 2011 cuenta con 107* socios nuevos – y los cuales, están obligados a cumplir con las normas deontológicas del Código de Conducta Publicitaria creado por Autocontrol y con las resoluciones que adopte el Jurado de la Publicidad, órgano principal de la asociación que resuelve las controversias en materia de publicidad.

Gracias a esta asociación, descubrimos que anunciantes, agencias y medios trabajan por ser responsables a la hora de elaborar su publicidad ya que cada vez hacen más uso del servicio conocido como “consultas previas”. Es decir, solicitan la revisión  de las campañas antes de su emisión y se aseguran de que no están infringiendo ninguna norma legal, ética o deontológica. En 2011 se presentaron 17.639* consultas, un 116% más que el año anterior, lo que supone, por otro lado, que las reclamaciones en contra de los anuncios emitidos sean menores.

Este tipo de sistemas de autorregulación no son sustitutos del control legal, es decir sólo sirven de cooperación con los organismos públicos para reducir los trámites en los tribunales de justicia, los cuales cuentan ya con un exceso de trabajo. Por eso, muchas de las campañas denunciadas no son retiradas ni modificadas, porque el anunciante que no sea socio de Autocontrol no está obligado a hacerlo. Aunque la organización o particular que pone la reclamación sí tiene derecho a que se le ofrezca un dictamen de opinión no vinculante.

Muchos de los casos atendidos por esta asociación (146 en 2011*) tienen posteriormente repercusión en los medios. Uno muy reciente es el de la última campaña de Metro de Madrid, “más por menos”, que suscitó un gran descontento por parte de miles de madrileños que la consideraban engañosa en la comparación de los precios del billete sencillo.  Metro rechazó la competencia de Autocontrol por lo que a pesar del dictamen que se emitió, en el que sí se consideraba engañosa, la publicidad no fue retirada.

En definitiva, Autocontrol trabaja diariamente por alcanzar unas garantías de confianza y credibilidad en todo tipo de comunicación comercial a la que todos nos exponemos continuamente y que es ya parte de nuestras vidas.

*Datos obtenidos del Balance de actividad 2011, (www.autocontrol.es).

Mariana Peñalosa Sáez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s