¡Creatividad al poder!

La creatividad ha sido definida de muchas maneras, y hoy en día siguen siendo múltiples las formas en que los autores y profesionales enuncian definiciones sobre esto. En un contexto artístico, se manifiesta en la capacidad de la pieza para diferenciarse de lo existente y su poder de provocar emociones. La creatividad es una forma de ser, pensar y sentir que nos ayuda a trabajar de una forma peculiar y que maximiza las posibilidades de producir ideas novedosas y adecuadas en cualquier contexto de actividad humana. Esto es así, teniendo en cuenta que con la palabra creatividad existe un consenso entre originalidad y adecuación.

Cuando hablamos de originalidad nos referimos a que la idea que se expone es capaz de general sorpresa, impacto y llamar la atención de quién está observando. Y por otro lado, la adecuación hace referencia a que la idea debe responder a una serie de necesidades del contexto donde se sitúa, es decir, debe dar respuesta a una necesidad, solucionar un problema o satisfacer alguna demanda.

En los últimos 30 años las empresas han comenzado a ver el potencial de la creatividad aplicado a las distintas áreas de la organización. Actualmente ser creativo es una necesidad de toda persona para desenvolverse con efectividad y bienestar en un mundo que está en constante cambio y a un ritmo cada vez más acelerado. La creatividad es una posibilidad que podemos desarrollar en nuestra vida cotidiana: en lo personal, profesional y laboral.

Dejando de lado el ámbito personal, nos centraremos más en el mundo profesional y laborar en relación con la capacidad creativa. Hoy en día, las empresas y organizaciones necesitan personas que sean capaces de aportar ideas originales y novedosas para poder avanzar y crecer. La creatividad es la herramienta más adecuada para ello. Por lo que en los procesos de selección de personal es uno de los requisitos más importantes y que más se está solicitando. Dicho esto, si no te consideras una persona creativa, ¡qué no cunda el pánico!. Para la tranquilidad de todas las personas, todos tenemos un gran potencial creativo, basta observar a los niños para darnos cuenta que es un recurso que todos tenemos… Sin embargo muchos de nosotros tenemos esta capacidad “dormida”, o “bloqueada”. La educación que recibimos (mayormente conceptual, repetitiva, analítica, lógica, estructurada) no ha colaborado en desarrollar este potencial. Pero por suerte, nunca es tarde sí la dicha es bueno. Así que manos a la obra.

Un caso curioso y orginal que ejemplifica todo lo anterior contado es la historia de Kevin Trow y su portfolio. Kevin es un estudiante de diseño de la Universidad de Texas, que ha hecho de su portfolio un juego de mesa, donde el objetivo es conseguir el trabajo de tus sueños girando de la ruleta y usando tarjetas como las del monopoly. Esta es una idea simplemente brillante y muy creativa. Esto demuestra que ya no es suficiente entregar una hoja con nuestra experiencia y vida académica, es necesario argumentar porqué deben elegirte y porqué tienes que ser tú la persona que buscan con evidencias como esta. Esta será la mejor manera de llamar la atención de las empresas y organizaciones de las que queremos formar parte.

Y para terminar,cito una frase: “en tiempos de crisis solo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Esta frase nos lleva directamente a la idea de que hay que diferenciarse de los demás mediante recursos innovadores.

Elena Estefanía Sanz Fernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s