¿Cómo llevar el mundo a la gente y la gente al mundo?

Si atendemos a la definición formal de “mensaje” que da la RAE (Real Academia Española de la Lengua) diremos que es el recado que envía alguien a otra persona, además del conjunto de señales, signos o símbolos que son objeto de una comunicación. Para completar la definición debemos definir “publicitario”, que según la RAE es algo  perteneciente o relativo a la publicidad utilizada con fines comerciales.

 Uniendo estas dos definiciones se puede dar una más completa, por tanto mensaje publicitario es aquel que transmite un emisor a uno o varios receptores formando por un conjunto de señales, signos o símbolos que son el objeto de la comunicación la cual tiene un fin comercial.

La publicidad consiste en llevar el mundo a la gente y la gente al mundo. Esto se consigue a través del mensaje publicitario, el cual no solo está compuesto por una imagen o por un eslogan sino que es el resultado de un conjunto de elementos que lejos de ser accesorios son tremendamente importantes como la música, los protagonistas, el producto, el eslogan, la marca, el espacio o el tiempo. Estos son solo algunos de los componentes que conforman este mensaje que no tiene mas pretensión que llegar al publico y conectar con el, lograr que el consumidor se sienta identificado con el mismo y de esta forma poder lograr el objetivo que se haya marcado (ventas, visibilidad, etc.)

Si decimos “Porque yo lo valgo” todo el mundo acertará a decir que la marca que está detrás de este Claim es L’Oreal, si por otra parte oímos eso de “Yo soy aquel negrito del África tropical…” sabemos que estamos hablando de Cola-cao, incluso si citamos el hastag #razonesparacreer lo asociamos rápidamente a Coca-cola, y es que todos somos nos guste o no consumidores de publicidad y, por lo tanto, debemos convivir con ella permanentemente.

El ciudadano está expuesto a un promedio de entre 300 y 3000 mensajes publicitarios al día, aunque solo pueda retener unos diez, por eso y con el fin de que llegué al consumidor medio el mensaje publicitario tiene que ser mediocre. Su intención es llegar a la mayor cantidad de personas y por lo tanto tiene que ser simple para que todo el mundo lo entienda o lo sienta. Un mensaje vanguardista o elitista (a no ser que nos dirijamos a un target, un público muy específico) simplemente no llega y por lo tanto no funciona y no vende.

Por esto y con el fin de que el consumidor se convierta en parte activa del anuncio muchos anunciantes están incluyendo la estrategia de comunicación activa en sus spots. Se trata de una comunicación que requiere la participación del receptor del mensaje para completarlo

En definitiva, el mensaje publicitario tiene que ser la identificación del mismo, el producto y el consumidor ya que al final lo que busca el anunciante es esa conexión con el receptor que le haga lograr sus objetivos.

Esther Rija

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s