La mujer en la publicidad III: los años 80

Desde la segunda mitad de la década de los años 80 se dio un cambio político en España. El paso del Franquismo a la transición supuso grandes cambios en todos los ámbitos en toda la vida de los españoles.

Por un lado, la mujer desempeña en el mercado laboral todo tipo de oficios, siendo ésta cada vez más su vocación, y dejando un poco de lado el papel vital que jugaba en la familia, con lo que empieza a retrasar, por ejemplo, la edad de la maternidad y el matrimonio, para dedicar más tiempo a ellas mismas. El cambio de fondo iniciado con las reformas en la legislación, se convierte en un cambio de forma a lo largo de esta década. No es un cambio tan aparente sino que se trata de un cambio real. La mujer cada vez va dejando de ser considerado el sexo débil, para surgir con más fuerza que nunca, a pesar de ser complicado en poder compatibilizar la vida familiar con una nueva y más larga jornada laboral y todos estos cambios.

El cambio, por supuesto, se vio reflejado en los mensajes publicitarios. De esta forma empezaremos a ver grandes contrastes con la publicidad de las décadas anteriores. Se empiezan a anunciar productos dedicados exclusivamente a la mujer, no sólo a los hijos, o al cuidado del hogar (a pesar de que este tipo de publicidad sigue existiendo incluso hoy en día). En los spots se refleja un tipo de mujer activa, dinámica, que trabaja y se lo pasa bien. Los productos que se anuncian serán de todos tipo, destacando la moda y la belleza. Por estos años empezará a surgir la polémica sobre el trato de la mujer como objeto sexual, tema al que dedicaré un artículo más adelante.

Uno de los ejemplos curiosos de la publicidad de la época es un spot de Centella, en el que se dice que dicho producto hace tan fácil la limpieza que da a las mujeres tiempo para ellas, para disfrutar, acompañando esto con imágenes de mujeres realizando todo tipo de actividades. La curiosidad de este anuncio radica en que es en cierto modo uno de los pocos nexos claros de la publicidad de la época con las décadas anteriores, ya que asume que la mujer tiene que ocuparse de la limpieza de la casa, pero que Centella lo hace más fácil. Podéis ver el spot a partir del minuto 2:35 del siguiente vídeo, aunque el resto tampoco tienen desperdicio:

 

Otro ejemplo, más representativo del cambio es el de Fagor, donde en un spot de un lavaplatos, una mujer dice algo así como“¿¡esclava yo?!, ¡no volveré a fregar!”, que podéis ver a partir del minuto tres de este vídeo:

 

 

Cabe decir que este cambio tan radical respecto a lo visto anteriormente fue, por supuesto, progresivo, y se produjo también por un cambio en la imagen de los hombres en la publicidad. Podemos hablar, en conclusión, de un cambio real en la visión de la mujer en los mensajes publicitarios de la época, que se produjo de una manera lenta pero constante a lo largo de los años 80, y que se vio favorecida indudablemente por el cambio en la política española. Las mujeres se retratan diviertiéndose, trabajando, independientes y dedicadas a sí mismas, en oposición a lo que habíamos visto hasta el momento. De la misma manera, se dirigen nuevos productos a estas “nuevas mujeres”, por lo que la variedad en los mensajes publicitarios alcanzan una riqueza considerable.

.  Sara Tallón Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s