SE TATÚA UN CÓDIGO QR EN EL BRAZO PARA VENDERLO COMO SOPORTE PUBLICITARIO

Esta semana no puedo evitar hablar sobre un hecho que me ha llamado poderosamente la atención: un creativo de Leo Burnett Iberia ha decido tatuarse un código QR en el brazo y ponerlo a disposición de las marcas como emplazamiento publicitario.

Además, la agencia ha preparado un viral para que la noticia corra por los blogs sobre comunicación e intentar conseguir más visibilidad. Por ahora no llegan a las 10.000 visitas en Youtube.

La subasta está teniendo lugar en Ebay, y la puja ya asciende por encima de los 60.000 euros por un mes de alquiler del código en cuestión. El anunciante que decida ser el primero, lo qué es seguro, es que ganará en notoriedad porque es la primera vez que se hace algo que materializa de esta forma la actual interacción del hombre con las nuevas tecnologías.

El código QR está diseñado para que el anunciante pueda cambiar en cualquier momento el  contenido de la campaña a la que te dirige en función de sus necesidades. Esto permite un gran abanico de posibilidades a la hora de generar tráfico a un site o expectación mediante una campaña temática, por ejemplo.

¿Excentricidad pasajera o idea rompedora? Como hemos podido comprobar en otros experimentos parecidos, el cuerpo del hombre a veces no resulta ser el mejor emplazamiento publicitario. En cualquier caso, la subasta para alquilar el código en el brazo de Fred,  finaliza el 26 de abril, y pronto tendremos ocasión de saber más sobre el asunto.

Daniel Ruiz García

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s