ABRÁZAME Y VERÁS LO QUE PASA

¿Cómo hacer parte activa de la marca al consumidor? Intentando entablar una relación con éste, dejando que participe y aporte, y ofrecerle algo más que el producto o delirantes expectativas. De esto saben bien los chicos de Coca-Cola.

¿Acaso un abrazo no es algo muy personal? ¿No implica el ceder parte de tu “espacio vital” al otro y aceptarle en el tuyo por unos segundos, confiando a través de este acto tus sentimientos a esa persona? Un abrazo puede transmitir alegría, amor, tristeza o hasta reconfortar mejor que una taza de café.

En la Universidad Nacional de Singapur, Coca-Cola ha decidido instalar una máquina expendedora en la que se puede leer “Huge Me” o “Abrázame”. En efecto, si abrazas dicha máquina esta te devuelve el gesto en forma de una lata de refresco. Os dejo el enlace para que juzguéis por vosotros mismos.

Lo que aparentemente constituye una novedosa acción en publicidad exterior, se puede interpretar también como una paso más de la multinacional hacia la construcción de una “marca amable”.

Pero no en el sentido literal de la palabra, esto es, bondadoso, agradable o cordial. La idea que se esconde tras “amable” en este caso es la de susceptible de ser amada, es decir, querida por sus consumidores. Entablar una relación personal con ellos, con intención de ocupar un sitio en el espacio más íntimo de las personas: su corazón.

Como profesionales de la publicidad deberíamos tomar nota de esta sencilla y eficaz idea para acercar el lado más humano de la marca a su público.

Daniel Ruiz García.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s