Publicidad y Pornografía

La industria pornográfica mueve millones de euros al año. No se sabe con certeza las cifras, algunos hablan de 2500 millones de euros (Juana, 2010), otros de 10 mil millones de dólares solo en Estados Unidos (Salazar, 2011), y aunque no hay una certeza total, y las cifras son poco fiables, es claro que es uno de los negocios más rentables en el mundo.

La pornografía puede definirse como “una petición social a los servicios de comunicación con el objetivo de aliviar necesidades físicas primarias, de manera recreativa y placentera, basada en la aceptación de imágenes que motiven en la intimidad (o no) del consumidor la satisfacción y extinción momentánea de dicha necesidad” (Salazar, 2011). El desarrollo de toda una industria tras ella dedicada a la explotación visual de la sexualidad, ha conllevado a que este inmersa en la cultura no solamente norteamericana sino también del resto del mundo, aunque en algunas sociedades exista más libertad que en otras.

La industria pornográfica está presente en todos los medios de comunicación: revistas, libros, cine, televisión (Satélite y Cable), VHS, DVD, y especialmente Internet. Es por ello que resulta difícil y de cierto modo inútil intentar establecer una cifra real de consumo, lo importante es aceptar el hecho de que está inmersa en la sociedad, y ser conscientes de que es utilizada no únicamente como medio para vender placer, sino además, como mecanismo para vender cualquier producto, siendo uno de los componentes principales de las campañas publicitarias en el mundo occidental imperado por Estados Unidos.

A pesar de que existan restricciones legales, cada día salen el mercado diferentes campañas publicitarias que aluden a relaciones sexuales, y asocian los productos con órganos de reproducción masculina o femenina, o con diferentes poses del acto sexual.

Aunque muchas sean censuradas y retiradas al poco tiempo, la importancia está dada por la controversia que generan, y por qué de una manera u otra logran su objetivo, llegar al consumidor e incrementar sus ingresos.

La industria de la pornografía esta cobijada no únicamente por sus propios productos sino por toda una estructura de mercado tras ella. En Estados Unidos dejan más regalías Private o Playboy que la NBA, y ambas cotizan en la bolsa NASDAQ (Salazar, 2011). Cuentan con cadenas hoteleras, empresas de televisión, cine, radio, y de producción en general, haciendo que sea uno de los negocios que sostiene la economía norteamericana.

Esta situación conlleva a que a pesar de que existan restricciones de tipo moral, especialmente cuando se sabe que existe clandestinidad en esta industria, y que además se comercializan productos con menores de edad, o que utilizan violencia, y por ello se han establecido limitaciones como el bloqueo de canales, o su divulgación solo en ciertos horarios; existe todo un mercado tras ella que trasciende a la comercialización de cualquier producto, como un perfume, una cerveza o un desodorante.

Bibliografía

Juana, R. d. (02 de 06 de 2010). Muy Pymes . Recuperado el 24 de 04 de 2012, de http://www.muypymes.com/2010/06/02/%C2%BFcuanto-dinero-mueve-la-industria-pornografica

Salazar, R. (2011). UJI . Recuperado el 24 de 04 de 2012, de http://www.uji.es/bin/publ/edicions/jfi9/publ/7.pdf

 Carolina Rojas Acosta

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s