LA DISTRIBUCIÓN DE LAS AGENCIAS DE PUBLICIDAD MÁS IMPORTANTES EN LOS AÑOS 40

En este artículo pretendemos dar a conocer toda la distribución existente de  las agencias de Publicidad en España, así cómo destacar los nombres de las agencias más relevantes o punteras del momento (algunas de ellas ya conocidas, puesto que han sido  mencionadas en anteriores artículos).

A lo largo de la década de los años  cuarenta, el panorama de las agencias de publicidad parece que se recompone levemente e intenta retomar la fuerza de la etapa anterior. El Anuario Artístico Publicitario GARÚ del año 1948  refleja en  sus páginas que las empresas de publicidad existentes ascendían a 280, repartidas en 44 ciudades de toda la geografía  nacional. Madrid figuraba a la cabeza con 67 empresas, seguida de Barcelona con 58, Valencia con 24, Sevilla con 13, Logroño con 11 y Málaga con 9. Las que menciona dicho documento gozaban probablemente de la confianza de los anunciantes y, por tanto, merecían ostentar dicho nombre con cierta dignidad. Algunas agencias, pasados los meses más duros de la postguerra, habían restablecido su red de delegaciones, con agencias correspondientes en varias ciudades. Destacan entre otras:

1. Alas, Empresa Anunciadora, S.A. Había conseguido tejer una red bastante tupida por toda la Península, con agencias en Almería, Barcelona, Bilbao, Burgos, Jerez de la Frontera, Córdoba, Granada, San Sebastián, Jaén, Madrid, Pontevedra, Santander, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza.

2. Publicidad Cid, con casa central en Valencia, se había establecido también en Barcelona y Alicante.

3. La Compañía Española  de Publicidad tenía sedes en Barcelona, Madrid y Valencia.

4. Cafranga Publicidad eligió el tercio norte, con delegaciones en Zaragoza, Bilbao,  Oviedo, Pamplona, Irún, S.Sebastián y Vitoria.

5. Roldós había estrenado nueva sede en Valencia, además de su domicilio principal en Barcelona.

6. Publicitas, por su parte, se expandió desde Madrid a San Sebastián, Barcelona y Málaga.

Este apartado de agencias quedaría incompleto si no se registrase la presencia de la agencia Oeste (Organización de Estudios y Servicios Técnicos Especializados), fundada por Prat después de la guerra en su vuelta a Cataluña. Oeste fue posible gracias a la confianza que demostraban en Prat los industriales a quienes había gestionado sus cuentas publicitarias, entre ellos un grupo exquisito que tenía una concepción moderna de la misma: Artiach, Firestone, Myrurgia, Codorniu y Bra. Al final, los Artiach se quedaron con la propiedad de la agencia y Prat, descontento con la forma de gestionarla, dejó la dirección en manos de un joven publicitario llamado Luis Miratvilles.

Igualmente hay que registrar la presencia de otra agencia clásica, Azor, fundada en 1925. Llevaba las cuentas de Osborne, Anís Castellana, Anís las Cadenas, Calisay y neveras Chas, entre otras.

En la edición del II Anuario Artístico GARÚ, en 1949, el panorama global experimentó un ligero aumento de agencias, con 17 nuevas, de las que 14 se establecieron en Barcelona, que pasó a ocupar el lugar de honor con 72 agencias.

En Madrid, se dan de baja seis, quedando 61 el número de empresas que habían fijado su domicilio social en la capital.

  

Yolanda López

 Bibliografía:

La transición de la Publicidad Española: 1850-1950 (Miguel Ángel Pérez Ruiz)

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s