La mujer en la publicidad: el culto al cuerpo.

Es imposible abarcar el tema de la mujer en publicidad pasando por alto una tendencia tan en auge como es el culto al cuerpo en los mensajes publicitarios.

Un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos del año 2008 ya mencionó que las mujeres retienen más que los hombres los contenidos publicitarios relacionados con el culto al cuerpo; pero lo cierto es que, con independencia de este dato, es un hábito continuado en publicidad la emisión de este tipo de mensajes dirigidos principalmente a mujeres (si bien es cierto que en los últimos años ha aumentado este tipo de publicidad, pero dirigida a hombres).

Lo cierto es que el debate sobre si es la publicidad la que influye a la sociedad o es al contrario está ahí; y no sabemos cuáles son las motivaciones reales por las que parece ser tan importante para la mujer actual su apariencia externa, incluso desdel el Gobierno se prohibió esta publicidad en horario infantil para paliar esta influencia en los más pequeños.

En todo caso, desde los mensajes publicitarios observamos cómo se alienta a la mujer a permanecer joven, guapa y delgada. Las marcas de cosméticos muestran a estrellas de cine o pasarela que nos recomiendan productos para lucir cuerpos o melenas como las suyas, productos para adelgazar o maquillaje para lucir estupenda en cualquier momento del día. Productos como el Código Juventud de L’Oreal, dicen que es capaz de combatir el paso del tiempo (atención al cambio que sufre la mujer del principio al final del spot):

¡Estos productos pueden ayudarnos a ser guapos hasta durmiendo! Veamos ahora este ejemplo de Somatoline Reductor… Por cierto, ¿a alguien le parece realmente que la mujer del spot tiene algo que reducir?

Este ejemplo va más allá. ¿Qué es capaz de hacer una mujer por no ensuciarse la ropa?:

Parece obvio que con este tipo de spots se culpe a la publicidad de crear unos cánones de belleza, en muchos casos irreales, y que hasta frivolidad, e incluso la culpabilidad de promover trastornos de alimentación. Estos mensajes muestran a mujeres cuya preocupación principal es gustar (de aquí podría surgir otro debate… ¿a los demás?¿a los hombres?¿o a ellas mismas?).

Pero no todas las marcas son así. Un caso que llama particularmente mi atención es el de Dove. En 2004 creaba la campaña “por la belleza real”, donde se luchaba contra los estereotipos de la belleza, una iniciativa buenísima.

Pero en 2010 nos presenta su línea Perfect Curves, para lucir cuerpo y redefinir la silueta. ¿Qué ha pasado con la belleza real? ¿esto sólo me parece una contradicción a mí?

Podemos decir por lo tanto que hay ciertos ejemplos en los que es comprensible que se acuse a la publicidad de crear unos estereotipos de belleza un tanto irreales, incluso de inculcar una serie de valores en la sociedad que quizá deberían ser secundarios (como mantenerse joven, guapo y delgado por encima de otras cosas), pero siempre nos encontraremos frente a la misma pregunta… ¿es la publicidad el reflejo de la sociedad o una influencia en la misma? Mientras no sepamos qué fue antes, si el huevo, o la gallina, seguiremos sin dar respuesta a este interrogante y seguiremos preocupadas, sobre todo, por ser más guapas y más delgadas que las demás.

Sara Tallón Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s