¿Cómo seguir en el mercado y no morir en el intento?

A veces las marcas se equivocan pero, ¿hasta dónde podemos perdonar?

Como vengo diciendo estas semanas atrás: Señores anunciantes, cuiden a sus clientes, ellos son los responsables de su éxito. Pero parece ser que muchos no oyen (o no quieren oír) las recomendaciones positivas de la persona que escribe.

¿Qué podría llevar a una marca a mentir sobre su producto? Seguramente nos vendrán a la cabeza muchas respuestas, pero lo que acto seguido aparecerá en nuestras mentes será ¿por qué?

Parece ser que muchos anunciantes no saben cubrirse las espaldas, y hoy en día en este mundo tan ecológico y concienciado, todavía algunos tratan a los consumidores de inocentes e ignorantes. Despiértense señores, estamos en la era de la información y nunca antes han estado tan observados y juzgados como ahora.

Por supuesto a nadie le gusta que le mientan, pero si encima quien lo hace es tu marca de toda la vida, por la que has pagado un precio en busca del mejor servicio, menos. Un año más, la organización Foodwatch ha promovido el ranking de las marcas que han difundido la mentira publicitaria más desvergonzada del año, seleccionando finalmente cinco candidatos para que los propios consumidores puedan juzgarlos.

Ante todo esto me pregunto si realmente las marcas son conscientes del daño que les produce mentir a sus consumidores. Cuando un cliente está satisfecho éste compartirá posiblemente su grata experiencia con otros consumidores potenciales y recomendará la marca. Pero si el consumidor ha tenido una experiencia desagradable, muy posiblemente su enfado y descontento se haga eco y llegue a miles de personas. Nunca hay que olvidar que un solo comentario desafortunado puede echar por tierra el trabajo de años.

Así pues, y volviendo a esos “engaños” de las grandes marcas, quisiera saber hasta que punto puede resultarles rentable mentir en su publicidad, así como arriesgarse a desprestigiar la imagen de marca. Que alguien me lo explique, porque por más que lo intento, no consigo comprender esta actitud.

No obstante, y por otra parte, hay marcas que parece pueden jugar a ser lo que quieran ser. Tras las últimas polémicas sobre la supuesta evasión de impuestos de Apple en España, la marca de tecnología punta más famosa del mundo se ha hecho con el pódium de BrandZ como la compañía más valiosa del mundo. Por supuesto todo esto no son coincidencias, como ya he repetido mil veces, es fruto de una comunicación y cuidados constantes con sus clientes. Bien cerca de Apple se encuentra también IBM y Google, del que no paramos de sorprendernos.

Casualidades o no, parece ser que por regla general la comunicación honesta y veraz siempre tiene mejores resultados que aquella que induce a error. Por eso desde aquí hago un llamamiento a todas las marcas del mundo: Sean coherentes señores, usen el sentido común y acertarán.

Candelas Segovia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s