¿Nuevo soporte o más spam?

Últimamente vengo hablando de soportes publicitarios novedosos, la mayoría de ellos físicos, hoy os hablo de un tipo de publicidad en internet, y más en concreto, en las redes sociales, en una combinación del marketing más actual con la forma más efectiva y antigua de publicidad, el boca a boca. Y es que desde hace ya vienen surgiendo empresas que pagan a los usuarios por publicar contenido sobre marcas en las redes sociales.

YouTube abrió la veda en el 2007 cuando lanzó un programa de colaboración que ofrecía dinero a los usuarios que generaban más visitas. Luego la fórmula se ha extendido y ha evolucionado. En octubre de este año el Huffington Post anunció que Chime.in, la red social de intereses compartidos creada por Ubermedia, que también ha desarrollado aplicaciones para tuitear como Echofon o UberTwitter, iba a hacer lo mismo: pagar al usuario por subir contenidos online.

Bill Gross, creador del invento, aseguró en su momento que “cuando hay dinero de por medio, se consigue un nivel de seriedad que no existe si no lo hay”. A día de hoy, la portada del sitio está compuesta por enlaces a noticias de varios medios de comunicación, spam sobre productos con FanPage en Facebook y notas frikis, que siempre generan clics. Pero no hay rastro de ningún programa de pago a usuarios.

Aun así, la fórmula del pago por mensaje sigue calando. Sobre todo en el terreno publicitario. La aplican Adly o Twittad, por ejemplo. Y desde hace unos días, también PowerVoice, otra empresa de marketing social media formada por el exGoogle Andrew Landau y su hermano Ryan. El sitio compensa a los usuarios que comparten mensajes sobre ciertas marcas en Twitter y Facebook. Dejando claro con el hashtag #ad y la mención “contenido patrocinado” (en Facebook) que se trata de anuncios, eso sí.

No explicitan cuántos mensajes hay que compartir para cobrar pero sí que hay que llegar a los 50 dólares para poder obtener un cheque. Andrew Landau asegura en Techcrunch que los usuarios más activos ganan unos 55 dólares (42 euros) al mes. Su intención, añade, es “democratizar el espacio de los social media para que la gente que no tiene tiempo o recursos para conectar con ciertas marcas puedan acercarse a PowerVoice y obtener una retribución”.

Es consciente de que el spam es un mal negocio para la reputación y por eso dice combatirlo comprobando la identidad de los usuarios vía Facebook Connect y con un programa antifraudes desarrollado por otros miembros de la firma. Pero no es garantía de nada. Aun así, de momento, la propuesta ha atraído ya a unos 2.000 usuarios que comparten anuncios de unas 30 compañías en Facebook y Twitter, lo que según la compañía sitúa el alcance de la red por encima de los 800.000 consumidores. Y subiendo.

Daniel Sánchez-Valdepeñas Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s