Creatividad: Un antídoto en tiempos de crisis

La creatividad es uno de los procesos mentales más avanzados de la inteligencia humana y como el resto de habilidades del razonamiento son difíciles de comprender en su totalidad. Hay miles de científicos, expertos y filósofos que se han dedicado a entender el proceso creativo así como desarrollarlo por medio técnicas y herramientas.

LLegar a entender la creatividad supone comprender cómo funciona el pensamiento creativo, y de esta manera también comprender los mecanismos mentales que funcionan y de la manera que el cerebro utiliza sus recursos para generar nuevas ideas. La necesidad de entender cómo funciona nuestro cerebro con la inteligencia, se centra en saber cuáles son aquellos elementos que intervienen en todo ese proceso que a través de la estimulación de éstos, la creatividad aumenta. Otro aspecto que trataré en este artítulo es la relación que existe entre la inteligencia y la creatividad, que dependen también de un factor congénito y que también dependen de capacidades específicas de cada persona, lo que se denomina el talento propio, pero que también no son factores del todo determinantes.

A su vez trataré el tema de la creatividad en la empresa, haciendo referencia a cómo es el ambiente empresarial que existe y que ayuda a superar el proceso creativo de los trabajadores, la limitación que ha habido de la creatividad a ciertos departamentos o jerarquías. Centrándome concretamente en señalar la importancia que tiene dicha disciplina en la actualidad debido al contexto económico que existe, la crisis en la que vivimos, llegando a considerar la creatividad como un antídoto para superar dicha situación.

La creatividad es una de las características más importantes de la inteligencia humana y es atributo innato a cada persona, en mayor o menor medida, cada persona tiene creatividad y la desarrolla de diferentes maneras, por este motivo es importante conocer cómo se desarrolla la creatividad en el cerebro humano, ya que sabiendo cuáles son los elementos que participan, se pueden hacer mejorar para incrementar nuestra propio lado creativo.

Antes de ahondar en el tema, explicaré qué entiendo por creatividad. Tras varias consultas, la deficinión de creatividad que enuncio es que es la capacidad de generar nuevas ideas, pensamientos originales, construcción de nuevas asociaciones de ideas o conceptos con el fin de realizar actividades, superar problemas y lograr objetivos. La creatividad es una de las funciones más avanzadas del cerebro humano ya que es un conjunto de funciones básicas y complejas que permiten generar de manera instantánea una idea base la cual esta construida en base a conocimientos, suposiciones, estimaciones, asociaciones… de las cuales se van depurando y probando hasta tener una idea concreta que se pueden convertir en acciones con éxito. Los pensamientos son generados de manera sistemática y orgánica, es decir que se organizan y agrupan funciones de inteligencia y conocimiento de manera espontanea sin ningún orden riguroso pero muy funcional.

Muchos son los científicos, filósofos y expertos que han tratado de definir dicha disciplina, cada uno aportando una idea diferente y definiéndola de una manera muy personal, por lo que esto supone que esto ha dado lugar a innumerables definiciones existentes y no hay unanimidad en el significado que se atribuye a este concepto. Pero si se revisan las acepciones dadas al término, se pueden dividir en dos los ámbitos referenciales que existen. Uno de ellos hace la relaciona con la existencia de una especie de lugar privilegiado, que preexiste en el investigador y al objeto o producto creativo, siendo independiente del propio sujeto. Por otro lado, la otra interpretación tiende a pensar que la creatividad se manifiesta aleatoriamente, sin razón determinada, y sólo a ciertos seres, elegidos éstos al azar.

A parte de definir creatividad como tal, habría de definir el pensamiento creativo para llegar a comprender todo mejor. Por lo que el pensamiento creativo es el proceso por el cual se generan las nuevas ideas y pensamientos originales que construyen la creatividad de una persona. Una de las teorías mas aceptadas, considera al pensamiento creativo como un subconjunto de la inteligencia, entendiéndose esto como un conjunto de funciones cerebrales básicas y elementales con un alto grado de fiabilidad. El pensamiento creativo está fuertemente ligado a la llamada inteligencia condicional. Esto es la respuesta del intelecto a los diferentes requisitos exigidos de fiabilidad. Estas exigencias en cuanto a su articulación definen la inteligencia condicional, dando a entender que un mismo conjunto de funciones de inteligencia relacional puede suponer diferentes inteligencias condicionales según su forma de operar. En otras palabras el pensamiento creativo surge cuando las condiciones externas, ya sean problemas, aburrimiento, obstáculos, llegar a algún objetivo hacen que el intelecto asocie sus funciones básicas como la memoria, el habla, la cognición entre otroas, para poder lograr hacer dicha actividad.

Y bien, ¿Por qué se dice que es condicional? Se dice que la creatividad es una inteligencia condicional porque surge en determinadas situaciones que provocan una respuesta en el intelecto. Al hablar de pensamiento creativo supone que entran en función por lo menos dos tipos de inteligencias: la relacional y la condicional, siempre una dependiendo de la otra, ya que a base de las funciones de la inteligencia relacional se va construyendo la condicional así como lo explica el siguiente texto: “Éstas exigencias en cuanto a su articulación nos definen la inteligencia condicional, indicándonos que un mismo conjunto de funciones de la inteligencia relacional puede suponer diferentes inteligencias condicionales según su forma operativa.”, según María José Tiberius Molina. Y esto es que en base a las capacidades de nuestro cerebro, los conocimientos previos y la situación en la que nos encontremos, vamos a tener una respuesta del intelecto que pueden desembocar en creatividad.

En cuanto a las funciones del cerebro que posee una persona creativa no se han definido exactamente qué procesos o funciones cerebrales se llevan a cabo durante el pensamiento creativo, pero tomando en cuenta que las personas tienen capacidades diferentes tal vez nunca se establezcan los mecanismos concretos para generar creatividad, pero aun así se han identificado algunas funciones elementales que dan en la mayoría de los casos como son la comprensión de los límites de los parámetros involucrados en las relaciones y su efecto sobre las mismas, manejo simultáneo de varias dimensiones o funciones relacionadas con el pensamiento estadístico avanzado entre otras.

Además de que ya sabemos que cada ser humano viene dotado de inteligencia y creatividad, también se sabe que no todos los individuos son dotados de estas capacidades en igual medida, es por eso se ha analizado la relación que existe entre estos factores. Se ha llegado a afirmar que las capacidades creativas de una persona en muchos casos está relacionada directamente con el grado de inteligencia, una persona inteligente tiende a ser mas creativa, así mismo una persona creativa tiende a ser mas inteligente, pero no en la misma proporción, es decir que la creatividad asegura una gran inteligencia. La inteligencia se entiende como la capacidad de comprender y entender las cosas, también es la capacidad de resolver problemas y esta asociada a la capacidad de percepción y memoria.

Lo que se trata de diferenciar en el párrafo anterior es que no es lo mismo la creatividad que la inteligencia, pero la presencia de la inteligencia en todo ser humano genera como consecuencia la creatividad. La diferencia es que la creatividad y la inteligencia se presentan en proporciones diferentes, habiendo personas más inteligentes que creativas y personas más creativas que inteligentes. Esta distinción es muy común entre las personas, aunque generalmente es mas común a personas muy inteligentes y muy creativas denotando esta relación casi proporcional la una de la otra.

El contexto actual de las empresas se puede resumir en dos palabras, competitividad y productividad. Esto es que las empresas tienen que tener características que les den una ventaja por sobre la competencia y además tienen que producir más beneficios con los mismos o menos recursos que las otras empresas con las que compite, por lo que debe de centrarse mucho en generar nuevos productos, resolver los problemas que se presenten de forma expedita, generar cambios de manera interna que mejoren la operatividad, anticiparse a los cambios en los mercados y buscar la innovación, entre otros, por lo que una de las pieza clave de estas funciones es la creatividad y es reto de la empresa .

Si lo que se pretende es tener una aceptable rentabilidad y mantenerse así durante un cierto periodo de tiempo, ya no basta con ser eficaz y eficiente, el nuevo estilo de comercialización demanda mentes ágiles, activas, que generen excelentes ideas y que estén siempre dispuestas a hallar nuevas alternativas para resolver viejos y nuevos problemas.

Toda empresa que pretenda crecer, necesita revisar constantemente sus procedimientos internos a fin de generar innovaciones que le permitan mejorar sustancialmente los resultados finales, por lo que es importante valorar la opinión de cada miembro de la organización así como aplicar la inteligencia emocional aplicada a las situaciones de la empresa. Todo esto cobra mucha más importancia en el contexto económico que existe actualmente y esto es el periodo de crisis.

La realidad es que muchas empresas esperan las crisis para empezar los cambios, principalmente crisis financieras, bajas ventas, perdidas o situaciones similares. En esos momentos de épocas difícules es cuando surge la necesidad de generar nuevas ideas para refrescar la empresa y evitar que los problemas se agraven y no se puedan manejar. Pero lo cierto es que las empresas desde sus inicios deberían tener en cuenta esta forma de operación, donde la creatividad sea algo imprescindible, pueda darse sin problemas y que las buenas ideas puedan se consideradas y que sean reconocidas. Asique la creatividad en las empresas es un proceso necesario que mejora la productividad de la empresa, siendo así, que los recursos latentes que hay en los empleados puedan ser utilizados para el bien de la organización.

 Un excelente líder empresarial debe ser diseñador del cambio. Lo que se puede definir como ser creativo, diseñar, crear y aplicar nuevas tendencias que lleven al crecimiento positivo de las organizaciones. La creatividad suele implicar ingenio y recursividad. Implica el ingenio para llegar a idear cómo sacar adelante las tareas en menos tiempo y a menos costo y además implica la recursividad para ver cómo aunar gente, finanzas e inspiración, para hacer que las cosas efectivamente sucedan.

A pesar de su importancia, que día a día se ve más clara, el elemento creativo es a menudo discriminado por los altos mandos por considerarlo un arma de doble filo, sin embargo, cuando la empresa tiene claro el mensaje que se quiere transmitir y es capaz de transmitirlo, entonces deposita toda su confianza en los creativos de la compañía. Es una herramienta que bien implementada, suele ser una ventaja determinante para generar imagen y un alto valor agregado. Por lo que constituye la última herramienta capaz de generar increíbles beneficios, tanto en consumidores como en los directivos mismos cuando de abrir camino se trata. Con esto me refiero al detalle y esto supone que es necesario saber utilizar todo ese talento humano que las empresas tienen un capital intangible, que a través de saber estimularlos, darles las herramientas, capacitación necesaria puede dar paso a que surjan nuevas ideas, diseños, a que la innovación se presente y genere resultados favorables para todos.

Muchos son los casos de éxito que han aplicado esta manera de desemvolverse en el ámbito empresarial. H&M, entre otras, han aplicado precisamente eso, la creatividad y la audacia necesarias para extender el mercado de la alta costura hacia las clases media en medio de una crisis económica a la par que el mantenimiento invariable de sus planes de crecimiento. Otra empresa ejemplar es LEGO, nacida también en medio de una crisis y de la más grande del siglo pasado, esta empresa juguetera ha sido desde siempre una sobreviviente corporativa, apostando por ideas y camapañas creativas. Ni si quiera el desarrollo de las nuevas tecnologías multimedia, que en un primer momento amenazaron con acabar con toda su trayectoria, no ocasionó problemas y así continua como un líder en el mercado juguetero.

Por otro lado, hago referencia a la emblemática Apple. Esta empresa se mantiene como uno de los líderes y símbolo de la exclusividad en el mercado informático. La empresa fundada por Steve Jobs, tiene como norte la revolución permanente de sus productos y hoy por ahí gracias al Iphone y al Ipod vienen experimentando inusitados crecimientos en sus ventas. Otro caso de éxito es Y qué decir del auge de Mc Donald ́s, no solo ocasionado por los precios bajos que sus productos incrementan su demanda por parte de consumidores castigados por la crisis, detrás de todo existe una política orientada hacia la satisfacción del cliente y una amplia variedad, sumado a la innovación que le hace destacar por sobre sus competidores.

Para resumir todo lo reflexionado anteriormente, decir que la creatividad es el conjunto de funciones del intelecto que permiten construir pensamientos originales a partir de nuevas asociaciones y conceptos conocidos. El pensamiento creativo surge generalmente cuando uno está relajado y poco estrés pero dependiendo de los individuos esto puede variar y diferentes situaciones pueden disparar las nuevas ideas. Teniendo clara la importancia de esto, la creatividad es necesaria en las empresas desde su concepción, pero generalmente las estructuras y jerarquías empresariales ahogan las ideas, pero a veces es necesario el cambio de paradigma en cuanto a generar ideas por los empleados e incentivar la creatividad principalmente cuando hay crisis en la organización. Pero siempre hay que tener en cuenta que tener ideas sin enfoque es un peligro, por lo que es necesario delimitar las ideas enfocándolas hacia las necesidades y problemas de la empresa. De esta manera, y teniendo en cuenta la crisis económica que estamos viviendo, la creatividad se convierte en un imperativo para las empresas hoy en día y es por eso que se debe incentivar en la empresa para afrontar los retos en cuanto a la mejora de competitividad y productividad.

Elena Estefanía Sanz Fernández

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s